HABILIDADES Y DESTREZAS MOTRICES

03.05.2015 14:26

HABILIDADES Y DESTREZAS MOTRICES

Tomado de: EFDeportes.com, Revista Digital. Buenos Aires, Año 15, Nº 147, Agosto de 2010

 


 

HABILIDADES Y DESTREZAS MOTRICES

 Habilidades motoras

Las habilidades motoras son los movimientos y las acciones de los músculos. Se clasifican en dos grupos: las habilidades motoras gruesas y la motricidad fina.


Las habilidades motoras gruesas: implican el movimiento de los brazos, las piernas, los pies o el cuerpo entero. Esto incluye acciones tales como correr, gatear, caminar, nadar y otras actividades que involucran a los músculos más grandes.


Las habilidades motoras finas: son los pequeños movimientos que se producen en las manos, muñecas, dedos, pies, dedos de los pies, los labios y la lengua. Son las pequeñas acciones que se producen, como recoger objetos entre el pulgar y el dedo índice, usando un lápiz para escribir con cuidado, sosteniendo un tenedor y usarlo para comer y otras tareas de músculos pequeños que se producen a diario.

Estas dos habilidades motoras se desarrollan juntas y afectan en gran medida la coordinación del niño. A través de cada etapa de desarrollo de la vida de un niño, niñez temprana, preescolar y en edad escolar, las habilidades motoras se desarrollan gradualmente y entre los 6 y 12 años de edad, los niños por lo general han llegado a dominar las habilidades básicas de motricidad fina. Estas se mantendrán desarrollando con la edad con la práctica y el mayor uso de los músculos mientras se practican deportes, tocar un instrumento, usar la computadora y la escritura.

Habilidades motrices específicas

Podemos definir habilidades específicas como toda actividad física que pretende conseguir un objetivo concreto para lo cual utiliza unos condicionamientos precisos y bien definidos respectos a su realización.

Puesto que se buscan objetivos concretos, estas habilidades deben de realizarse con una técnica eficaz. Estas técnicas normalmente están estudiadas por la biomecánica,  probadas y ajustadas al reglamento del deporte concreto.

Todas las habilidades específicas resultan por combinación de algunas de las habilidades físicas básicas. De ahí la importancia de su trabajo es etapas anteriores.

Clasificación de las habilidades motrices específicas:

Podemos encuadrar las habilidades específicas en 4 grupos:

Habilidades atléticas:

Tiene el objetivo de trabajar los lanzamientos, saltos, giros y desplazamientos  en este mostramos lo que somos capaces de hacer.

Habilidades gimnásticas:

 Es la capacidad resultante de coordinar y subordinar ente sí, la acción de aspectos cualitativos del movimiento, en busca de una respuesta eficaz a los estimulo del medio.

Habilidades de lucha:

 Son las habilidades que se pueden desarrollar a través de las habilidades de lucha, estos forman conceptos como superación, valores del hombre, esfuerzo y sacrificio.

Habilidades de deportes colectivos:

Implican informaciones muy variadas y por lo tanto exigentes con el mecanismo de percepción, estas pueden ser; las tareas son abiertas, la información visual es fundamental, al presentar una incertidumbre enorme: la colocación de los compañeros, de los adversarios y del móvil varía.

 

Destrezas físicas

Habilidad específica para resolver un problema concreto (técnica deportiva, el manejo de instrumentos...). Formas de ejecutar una tarea específica, requiriendo el dominio deformas peculiares (manual, motriz, intelectual...). La destreza física está constituida por un conjunto de ejercicios físicos, los cuales no suelen estar en concordancia con los ejercicios que se realizan en el deporte en cuestión.

Tipos de destrezas físicas

Destreza Motora:

La capacidad para coordinar los movimientos de las extremidades y/o segmentos del cuerpo para alcanzar una meta específica. Comportamientos de alta destreza: Movimientos que requieren actividades sensoriales, cognitivas y motoras. Se enfatiza en el componente motor. Pueden ser:

A.      Destrezas Motoras Básicas:

Patrones de movimientos básicos realizados para llevar a cabo una acción. Son fundamentales para el aprendizaje de las destrezas motoras. Estos son patrones de movimientos ejecutados con una forma mínima que no igualan la forma utilizada en la ejecución de destrezas deportivas.

Se clasifican como: Locomotrices, no locomotrices y manipulativos.

·         Locomotrices: Correr, caminar, brincar, saltar en un pie (“hop”), salto alternado (“leap”), el paso y salto (“skip”), galopar, deslizar, arrastrar, gatear, rodar y combinaciones de los mismos.

Ø  La marcha: Andar es una forma natural de locomoción vertical. Su patrón motor está caracterizado por una acción alternativa y progresiva de las piernas y un contacto continuo con la superficie de apoyo.

En la infancia se pasa de arrastrarse a andar a gatas, de ahí a andar con ayuda o a trompicones, hasta llegar a hacerlo de un modo normal.

Ø  Correr: es una ampliación natural de la habilidad física de andar. De hecho se diferencia de la marcha por la llamada "fase aérea". Correr es una parte del desarrollo locomotor humano que aparece a temprana edad. Antes de aprender a correr, el niño aprende a caminar sin ayuda y adquiere las capacidades adicionales necesarias para enfrentarse a las exigencias de la nueva habilidad.

Ø  Saltar: es una habilidad motora en la que el cuerpo se suspende en el aire debido al impulso de una o ambas pierna y cae sobre uno o ambos pies. El salto requiere complicadas modificaciones de la marcha y carrera, entrando en acción factores como la fuerza, equilibrio y coordinación. La capacidad física necesaria para saltar se adquiere al desarrollar la habilidad de correr. Sin duda el salto es una habilidad más difícil que la carrera, porque implica movimientos más vigorosos, en los que el tiempo de suspensión es mayor.

·         No Locomotrices: Doblar, estirar, torcer, virar y combinaciones de los mismos.

Ø  Equilibrio: Por equilibrio podemos entender, la capacidad de asumir y mantener una determinada postura en contra de la gravedad. Factores como la base, altura del centro de gravedad, número de apoyos, elevación sobre el suelo, estabilidad de la propia base, dinamismo del ejercicio, etc., pueden variar la dificultad de las tareas equilibradoras.

El equilibrio es un factor de la motricidad infantil que evoluciona con la edad y que está estrechamente ligado a la maduración del SNC (Sistema Nervioso Central). Podemos hablar de dos tipos de equilibrio: Dinámico y Estático

Ø  Giro: es aquel movimiento corporal que implica una rotación a través de los ejes ideales que atraviesan el ser humano, vertical, transversal y Sagital.  Los giros, desde el punto de vista funcional constituyen una de las habilidades de utilidad en la orientación y situación de la persona, favoreciendo la capacidad de orientación espacial.

 Ej.: Orientar el cuerpo en la dirección deseada, coordinación dinámica general y control postural (maduración neuromuscular y equilibrio dinámico), así como del esquema corporal (percibiéndose mejor).

Podemos establecer varios tipos de giros:

ü  Según los tres ejes corporales: Rotaciones, Volteretas, Ruedas.

ü  Giros en contacto con el suelo.

ü  Giros en suspensión.

ü  Giros con agarre constante de manos (barra fija).

ü  Giros con apoyos y suspensión múltiples y sucesivos.

 

·         Manipulativos: Lanzar, atrapar, golpear, patear, batear, empujar, levantar un objeto.

·         Proyección/recepción:

Ø  Lanzamientos: Ante diversidad de lanzamientos y ante la imposibilidad de explicar todos brevemente podemos distinguir dos tipos de lanzamiento:

ü  Lanzamiento de distancia

ü  Lanzamiento de precisión

Ø  Recepciones: Coger, como habilidad básica, supone el uso de una o ambas manos y/o de otras partes del cuerpo para parar y controlar una pelota u objeto aéreo o en reposo.

Distinguimos dos tipos de recepciones:

ü  Recepciones propiamente dichas: Paradas, Controles, Despejes.

ü  Recogidas: El objeto a recepcionar se encuentra parado.

ü

B. Destrezas Motoras Genéricas: Habilidades motrices resultantes de la combinación de más de una habilidad básica, es decir, que presentan un mayor nivel de complejidad y concreción que las habilidades básicas, pero no llegan a ser habilidades motrices Específicas y destacan por ser comunes a diferentes modalidades deportivas.

C. Destrezas Motoras Específicas: Son acciones concretas y ajustadas a la consecución de un objetivo. Se basa en la eficacia de la ejecución motriz. Surge de las influencias socio-culturales. Requieren de mayor nivel de ejecución motriz, de las capacidades perceptivo motoras, de la condición física y de las estrategias de resolución motriz para su ajuste de las exigencias propias de la habilidad.

D. Destrezas Deportivas: La combinación de destrezas motoras básicas, aplicadas a la ejecución de un deporte en específico.